Free Online limited time

Free Online limited time
The best autoimmune Specialist -Nov.10-17

Tuesday, July 23, 2013

La cúrcuma y la salud de la tiroides


Articulo escrito por:  Dr. Eric Osansky 
Traducción: M. Franco

 La cúrcuma es una hierba que tiene muchos beneficios. Se ha utilizado durante miles de años para ayudar con numerosas condiciones. Esta hierba puede potencialmente beneficiar a las personas con enfermedades auto-inmunes de tiroides, y puede ser beneficioso en algunos casos de cáncer de tiroides, como explicare en este artículo. A decir verdad, esta es una hierba que casi cualquier persona puede beneficiarse de ella, y no sólo las personas con problemas de tiroides y/o trastornos auto-inmunes de tiroides.

La cúrcuma se utiliza comúnmente en la cocina, y es lo que da al curry tanto su sabor y color amarillo. Se ha sabido durante siglos que la cúrcuma tiene actividad anti-inflamatoria, pero recientemente ha habido varios estudios que han demostrado que esto es debido a la curcumina (1). Este agente se ha demostrado que regula numerosos factores de transcripción, citocinas, proteínas quinasas, moléculas de adhesión, el estado redox y enzimas que estan relacionadas con la inflamación (1).


La curcumina y la Enfermedad Cardiovascular. Numerosos estudios muestran que la curcumina podría tener un papel protector en las enfermedades cardiovasculares. Y puesto que la enfermedad cardiovascular es la causa número de muertes, uno puede argumentar que todo el mundo debería incluir la cúrcuma en su dieta, o tal vez tomar un suplemento de la cúrcuma. Un estudio describe cómo se han demostrado los efectos antioxidantes de la curcumina para atenuar la cardiotoxicidad inducida por adriamicina y pueden prevenir las complicaciones cardiovasculares diabéticas (2). El mismo estudio muestra que los efectos anti-trombóticos, anti-proliferativos, y anti-inflamatorios de la curcumina y el efecto de la curcumina que disminuye el nivel de colesterol en suero pueden proteger contra los cambios patológicos que se producen con la aterosclerosis. Otro estudio demuestra cómo la curcumina en la dieta es eficaz en la inhibición de la
mala adaptación en la reparación cardíaca y la preservación de la función cardíaca después de la isquemia y la reperfusión (3). También muestra que la curcumina tiene potencial como tratamiento para pacientes que han tenido un ataque al corazón.

La curcumina y la diabetes. Por supuesto, esto también se vincula a la salud cardiovascular, pero han habido diferentes estudios que muestran cómo la curcumina puede ayudar con la diabetes. Un estudio incluyó a personas en una población prediabética que estaban tomando la curcumina (o un placebo) durante 9 meses (4). El estudio concluyó mostrando que la curcumina redujo significativamente el número de individuos prediabéticos quienes eventualmente desarrollan diabetes tipo 2. El mismo estudio también demostró que la curcumina parece mejorar la función global de las células beta. Otro estudio concluyó que los suplementos de la curcumina podrían mejorar
significativamente la disfunción endotelial inducida por la diabetes (5). Sin embargo, otro estudio demostró que la curcumina atenúa el dolor neuropático diabético (6).

La curcumina y el asma / alergias. Algunos estudios han demostrado que la curcumina podría ser beneficioso en personas con asma y alergias. Un estudio mostró que los tratamientos con curcumina atenuaron notablemente la inflamación en asma mediante la regulación del equilibrio entre las células T reguladoras/Th17 (7). Los resultados confirman el posible uso de la curcumina como un fármaco terapéutico para pacientes con asma alérgica. Otro estudio mostró que la curcumina alivia los cambios patológicos de asma crónica, y podría ser una terapia prometedora para el asma en el futuro (8). Sin embargo otro estudio mostró que hay una marcada inhibición de la respuesta alérgica en los animales tratados con curcumina, lo que sugiere un papel mas importante de la curcumina en la reducción de la respuesta alérgica (9). Otro estudio demostró que la curcumina atenúa el desarrollo de la inflamación de las vías respiratorias alérgicas y la respuesta de
hiper-sensitividad, posiblemente a través de la inhibición de la activación de NF-kB en el tejido pulmonar asmático (10).

La curcumina y enfermedades de la piel. La curcumina puede incluso ayudar con ciertas condiciones de la piel. Un estudio describe cómo la curcumina protege la piel al calmar los radicales libres y por la reducción de la inflamación a través de la inhibición del factor nuclear kB (11). El mismo estudio también menciona cómo la curcumina reduce el tiempo de cicatrización de la herida, mejoro la deposición de colágeno y aumento los fibroblastos y la densidad vascular en heridas, mejorando de este modo la cicatrización
de la herida tanto la cicatrización normal como la deficiente. El estudio concluyó  sugiriendo que la curcumina podría ser un agente no tóxico potente para el tratamiento de enfermedades de la piel. Otro estudio sugiere que la curcumina oral podría ser beneficiosa en el tratamiento de la psoriasis moderada a severa (12), aunque concluyó afirmando que largos estudios controlados con placebo, son necesarios antes de recomendar la curcumina oral como tratamiento para la psoriasis.

La curcumina y autoinmunidad. No es de sorprender, ya que la curcumina puede ayudar en gran medida a mejorar la inflamación, esta hierba puede ser muy valiosa en el tratamiento de ciertas afecciones autoinmunes, como la enfermedad de Graves y la tiroiditis de Hashimoto. Un estudio muestra que la curcumina ayuda con condiciones autoinmunes mediante la regulación de las citoquinas inflamatorias tales como IL-1beta, IL-6, IL-12, TNF-alfa, y NF-kappaB por  señalización de
vías en células inmunes (13). Otro estudio confirmó que la curcumina tiene un efecto inhibitorio sobre las citocinas (14). Sin embargo, otro estudio se centró en el potencial de la curcumina para modular CD4 + enfermedades autoinmunes mediadas por células T (15), y los resultados sugieren que la curcumina puede impactar tanto el estrés del retículo endoplasmático , como las vías funcionales de las mitocondrias, y por lo tanto podría utilizarse como una terapia prometedora en el contexto del Th-1 en las enfermedades  mediadas por autoinmunidad.¿Significa esto que la adopción de la cúrcuma / curcumina es necesaria para suprimir la respuesta autoinmune? No necesariamente, ya que cuando segui un protocolo de tratamiento natural para mi condición yo personalmente no tomé la cúrcuma. Y también he tenido pacientes que les fue bien en un protocolo de tratamiento natural sin tomar cúrcuma. Hay muchos alimentos y diferentes hierbas que pueden ayudar con la inflamación. Sin embargo, la cúrcuma es una hierba potente anti-inflamatoria.

El cáncer de tiroides es el tipo más común de cáncer cuando se trata del sistema endocrino. Y aunque no tengo un protocolo específico de tratamiento natural para el cáncer de tiroides, un estudio reciente informó que la curcumina inhibe
múltiples pasos de la metástasis de células K1 de cáncer papilar de tiroides (16). Estos resultados mostraron que la curcumina podría ser eficaz para el tratamiento de los carcinomas papilares agresivos de tiroides.

Otros beneficios de la curcumina. Hay aún más beneficios potenciales por tomar la curcumina. Un estudio examinó como la curcumina en la dieta es una fuerte candidata para su uso en la prevención o el tratamiento de las principales enfermedades discapacitantes neurodegenerativas relacionadas con la edad como el Alzheimer, el Parkinson, y accidente cerebrovascular (17). Otro estudio sugiere que la curcumina tiene un enorme potencial en la prevención y terapia del cáncer (18). La cúrcuma también podría ser útil como un tratamiento para la colitis ulcerosa (19), así como benefician a las personas con osteoartritis (20).


Contra-indicaciones e Interacciones.  De acuerdo con el libro "Principios y Práctica de la Fitoterapia" , que fue escrito por el conocido herbolario Kerry Bone, no existen contra-indicaciones para la cúrcuma distinta a una reacción alérgica, lo cual es raro. En cuanto a las interacciones, ya que tiene actividad antiplaquetaria, Kerry Bone recomienda que las dosis altas no deben administrarse a los pacientes que toman fármacos antiplaquetarios o anticoagulantes. En su libro también menciona que no se esperan efectos adversos a la dosis recomendada durante el embarazo y la lactancia.


En resumen, la cúrcuma tiene muchas ventajas diferentes, y si bien puede ayudar a las personas con tiroides y trastornos de la tiroides autoinmune, muchas otras personas pueden beneficiarse de tomar la cúrcuma. Potencialmente se puede prevenir las enfermedades cardiovasculares, ayudar a las personas que tienen diabetes, así como aquellos que tienen asma y / o alergias. La curcumina podría ser capaz de beneficiar a las personas con enfermedades de la piel, como la psoriasis. Y puesto que también puede inhibir las citoquinas pro-inflamatorias entonces puede ser beneficioso para las personas con trastornos de la tiroides autoinmunes, como la enfermedad de Graves y la Tiroiditis de Hashimoto.

No comments: